Algunas preguntas a las que debe responder claramente el proyecto

  • ¿Qué problemas comunes afectan a los territorios/actores implicados?
  • ¿La cooperación puede ayudar a resolver el problema?
  • ¿Qué tipo de proyecto se puede montar para resolverlo (intercambio de experiencias, estudio, construcción de una solución común…?
  • ¿Cuál es el valor añadido del proyecto?
  • ¿Cuáles son los objetivos del mismo?
  • ¿Qué resultados pretende lograr?
  • ¿Quiénes son los beneficiarios directos e indirectos del proyecto y de qué manera van a aprovechar los resultados esperados?
  • ¿Quién es el coordinador del proyecto y por qué?
  • ¿Quiénes son los socios implicados y cuál es su contribución a la consecución de los objetivos?

 Antes de comenzar a redactar el proyecto para presentarlo a un programa es importante verificar el cumplimiento del siguiente listado de elementos:

  • Pertinencia del proyecto en el marco del programa.
  • Cooperación que contribuye a resolver un problema común.
  • Valor añadido de la cooperación.
  • Buena formulación del problema a resolver.
  • Condiciones de viabilidad aseguradas.
  • Partenariado equilibrado con niveles de compromiso similares.
  • Financiación suficiente y ajustada al concepto de calidad-precio.
  • Definición y programación temporal de las actividades.
  • Previsiones y estimaciones realistas del proyecto.
  • Visión estratégica del proyecto.
Última modificación: domingo, 22 de julio de 2018, 08:00